Teixidors equipa sus oficinas y espacios polivalentes de la mano de Stefano Colli y Mobles 114

Tras tres décadas de historia y gran éxito comercial en el sector textil, la marca catalana sigue apostando por el compromiso social. Más de una treintena de personas con diversidad funcional trabajan en los telares manuales, produciendo piezas únicas en un entorno en el que se respira esmero y cariño por el trabajo artesanal de calidad. A esta iniciativa social también se ha querido sumar diseño y materias primas naturales, apostando por la sostenibilidad.

Reformado previamente por la cooperativa de arquitectura arqbag, este edificio modernista proyectado en el año 1916 destaca nuevamente por la labor de equipamiento de las oficinas y espacios polivalentes a manos del arquitecto e interiorista Stefano Colli y Mobles 114.

Colli defiende que el diseño y la arquitectura pueden “transformar y mejorar las pequeñas cosas, los espacios, los lugares, a las personas y sus hábitos”.  Este hecho se refleja a la perfección en los locales de Teixidors en Terrassa, donde sus espacios diáfanos reciben con gusto los diseños funcionales de Mobles 114.

El interiorismo es también, según Colli, una forma más de comunicar, lo cual se pone de manifiesto en su selección de mobiliario para los interiores de Teixidors. Las sillas Tube, con espíritu industrial y líneas relajadas, encajan a la perfección en todos los ambientes gracias a su versatilidad. Con un cuerpo sólido de líneas puras, la mesa Pey protagoniza los espacios de las oficinas, donde también encontramos el funcional sistema de almacenaje Tria revistiendo sus paredes. También en su entorno de trabajo podemos encontrar las sillas Green Eco, producidas con material 100% reciclado y 100% reciclable procedente de residuos industriales. La geometría poligonal y el grabado en altorrelieve del asiento le confieren un aspecto absolutamente original, mientras que su carácter sostenible resuena con los valores de la firma Teixidors.

En el taller destacan también las formas modernas y el espíritu tradicional del taburete Luco. Podemos encontrar piezas de mobiliario funcional en cada esquina, como el perchero Hulot o la papelera Riga, que combinan bien en todo el conjunto. Las formas escultóricas de la silla Om Textil y la mesa Oxi bistrot aportan equilibrio y una nota de color a un espacio donde la protagonista es la luz que entra por los amplios ventanales y donde predominan los tonos de la madera.

El nuevo interiorismo de Teixidors respira creatividad gracias al mobiliario original de Mobles 114, que le confiere una identidad propia en un espacio industrial donde la atención y el gusto por los detalles contribuyen a crear una atmósfera cálida y agradable para sus empleados.

Imágenes: Meritxell Arjalaguer

Volvemos un año más al Salone del Mobile

  Con motivo de la Semana del Diseño de Milán, Mobles 114 vuelve un año más a la ciudad italiana …

Casa Les Punxes x Cloudworks, un nuevo coworking en el corazón de Barcelona

  En el número 420 de la Avenida Diagonal, justo entre las calles Rosellón y Bruc, se encuentra la imponente …

Un retrato del ilustrador Pol Montserrat a través de su colaboración con Mobles 114

Desde la primera pincelada hasta la publicación de la ilustración ya finalizada, Pol Montserrat trabaja dentro de un proceso intencionadamente …