Casa Vicens

La casa es el primer edificio proyectado por Antoni Gaudí despúes de haberse licenciado en 1879 en arquitectura en Barcelona, fue construida entre 1883 y 1888 en el barrio de Gracia de Barcelona.

De marcado estilo orientalista, se puede apreciar ya un estilo que Gaudí desarrolla y evoluciona a lo largo de su carrera. La Casa Vicens fue un encargo de Manuel Vicens i Montaner, propietario de una fábrica de cerámica, y que tenía que ser la residencia  de veraneo de la familia.

Gaudí diseñó los interiores de la casa junto a artesanos como el escultor Llorenç Matamala o el ebanista Eudald Puntí. Para la reja de hierra, hecha a partir de una hoja de palma, contó con la participación del herrero Joan Oñós.

En 2014 la casa fue vendida a una entidad privada que se ocupó de hacer una reforma integral para convertirla en una casa que pudiera ser visitada por el público. Actualmente forma parte de la ruta turística del modernismo de Barcelona. La reforma se encargó al estudio de arquitectura Martínez Lapeña – Elías Torres que pudieron reconstruir, a partir de fotos antiguas, elementos arquitectónicos desaparecidos, así como también eliminar los añadidos arquitectónicos que no eran originales en el proyecto de Gaudí.

Convertida en casa-museo, la Casa Vicens ofrece a sus visitantes una cafetería al final del jardín que permite sentarse tranquilamente y admirar relajadamente una de las maravillas arquitectónicas de la ciudad de Barcelona.

Esta cafetería es de construcción contemporánea y Martínez Lapeña y Elías Torres se inspiran en los colores y formas de la casa original proyectada por Gaudí. Los taburetes Nuta, diseñados por Lluís Pau, forman parte del mobiliario de esta cafetería.

 

 

Evento: Jujol Diseñador, Museu del disseny de Barcelona

Diseñada en la década de 1920 la mesa Jujol es una mesa auxiliar con una historia por descubrir. Problablemente JM …

Andreu Carulla x Mobles 114

  Este verano 2019 Andreu Carulla nos ha hecho la felicitación de verano que cada año Mobles 114 encarga a …

Totem by Martín Azúa

  Jugando con la quietud estática de un tótem, el movimiento basculante de un tentetieso y la percusión en un …