Casa Les Punxes x Cloudworks, un nuevo coworking en el corazón de Barcelona

 

En el número 420 de la Avenida Diagonal, justo entre las calles Rosellón y Bruc, se encuentra la imponente Casa de les Punxes, uno de los monumentos más emblemáticos y particulares del modernismo barcelonés. Recientemente adaptada por Cloudworks como espacio coworking, nos adentramos en su interior para descubrir una cafetería-restaurante elegante, ecléctica y acogedora, lista para alojar a todo viandante que busque un lugar dinámico e inclusivo para disfrutar de un delicioso café.

 

 

Situada en la frontera entre el barrio de Gracia, dinámico y vibrante, y el Eixample, primoroso y estructurado, la Casa Terradas fue construida en 1905 como un castillo medieval con ánimo de dotar la obra del arquitecto modernista Puig i Cadafalch de un matiz gótico. Podría decirse que ese es precisamente el rasgo más definitorio de la Casa de les Punxes: la eterna dicotomía entre lo nuevo y lo viejo, lo contemporáneo y lo clásico, lo básico y lo refinado.

 

El proyecto de Cloudworks está dividido en tres espacios bien definidos para poder compaginar el trabajo con el descanso. El lobby, donde se han incorporado piezas de Mobles114, está situado a pie de calle y permanece abierto al público; cualquier persona es bienvenida para tomar un café o disfrutar de un sabroso menú. 

 

 

 

La decoración modernista, propia de los orígenes del edificio, casa a la perfección con la inspiración industrial de la silla Tube, diseñada por Eugeni Quitllet, de formas redondeadas, resistente y adaptable, que nos retrotrae a la Barcelona de principios de siglo, y con el taburete Nuta Colors, diseñado por Lluís Pau, caracterizado por el racionalismo y el minimalismo propios de la Bauhaus, cuya atemporalidad y acabado de orfebre refuerzan la visión holística del lobby. Por otro lado, el perchero Forc, diseñado por Lagranja Design, nos deleita con su diseño amable y la claridad de sus formas suaves. Tallado en madera de haya, práctico y funcional, su percha estilizada encaja perfectamente en la fusión entre lo clásico y lo contemporáneo.

 

 

 

La zona de coworking está situada en el primer piso, justo encima del lobby, en el espacio conocido como el office, que consta de 74 lugares de trabajo cómodos y agradables. Sin embargo, para disfrutar del entorno más espectacular de este edificio emblemático hay que seguir subiendo un poco más, hasta la azotea. Arriba, todo se ve desde otra perspectiva, al amparo de las famosas seis punxes que dan nombre a la Casa Terradas. El Cloud es un espacio destinado a la relajación y la contemplación que cuenta con cinco luminosas salas de reuniones y un espacio cantina donde podrás comer y conversar. El mobiliario de la terraza está compuesto íntegramente por la colección Tube. Además de las sillas, Eugeni Quitllet nos sorprende con la mesa auxiliar Tube, perfecta tanto para interior como para exterior por su construcción en aluminio. Sentado en lo más alto de la Casa de les Punxes y con Barcelona a los pies, los lunes por la mañana se antojan extremadamente placenteros.

Imágenes: Meritxell Arjalaguer

 

Volvemos un año más al Salone del Mobile

  Con motivo de la Semana del Diseño de Milán, Mobles 114 vuelve un año más a la ciudad italiana …

Un retrato del ilustrador Pol Montserrat a través de su colaboración con Mobles 114

Desde la primera pincelada hasta la publicación de la ilustración ya finalizada, Pol Montserrat trabaja dentro de un proceso intencionadamente …

El “Nou” Mas Vell, un lugar ecléctico donde lo nuevo y lo “más” antiguo se dan la mano

Más que el clásico restaurante donde se sirve deliciosa cocina tradicional catalana; El “Nou” Mas Vell es un lugar que …