Andreu Carulla x Mobles 114

 

Este verano 2019 Andreu Carulla nos ha hecho la felicitación de verano que cada año Mobles 114 encarga a un artista, diseñador, fotógrafo o ilustrador.

 

Carulla defiende la cultura mediterránea (incluso los sonidos de los grillos, las oliveras y los pinos junto al mar o el olor a romero y lavanda). Un mediterráneo de agua y de sol donde los niños aprovechan en verano para jugar y que a Andreu le ha inspirado esta felicitación de verano.

 

En todos los trabajos de Carulla hay una defensa por lo cercano, lo local que se convierte en universal. Hay una actitud de respeto por la naturaleza, por la artesanía más tradicional, mezclada con la tecnología más avanzada. Esta proximidad también conecta con lo más primitivo, lo más intuitivo.

Los juegos de niños son influencia en su trabajo. Un ejemplo es el Wild Ware Jurassic Cutlery inspirado en los dinosaurios con los que jugaba su hijo a la hora de comer.

 

O el plato facetado diseñado para el Celler de Can Roca que parte de un plato plano que puedes manipular con las manos para darle múltiples formas. En definitiva un juego.

 

Todo tiene un referente espontáneo, resultado de la impresión visual que el entorno proyecta en el diseñador y que él, con una imaginación sorprendente, acaba transformando en objetos honestos y bellos.

Andreu Carulla fundó su estudio en 2016 en Bañolas. Su trabajo se basa en la recuperación de materiales autóctonos, la tradición artesanal y la industrial. Siempre con el compromiso de defender el territorio y la cultura mediterránea. Un entusiasmo contagioso hace que sus proyectos tengan una espontaneidad, no exenta de reflexión.

Hace dos años nos propuso trabajar juntos en un proyecto para la Helsinki Design Week, que diseñaba conjuntamente con Mikko Laakkonen para la residencia de la embajada Española a Helsinki. El resultado fue una colección de mesa y taburete en madera, barro y corcho. Materiales naturales que pertenecen a la tradición nórdica y mediterránea.

 

Totem by Martín Azúa

 

Jugando con la quietud estática de un tótem, el movimiento basculante de un tentetieso y la percusión en un mortero, Martín Azúa ha diseñado este objeto ‘stabile/mobile’ (palabra robada de la obra de Alexander Calder): Tótem.

 

Después de trabajar durante muchos años con Azúa, desde Mobles 114 sabíamos que este diseñador vasco era la persona ideal para diseñar esta pieza. Este reconocido autor tiene la asombrosa capacidad de convertir los materiales con los que trabaja en objetos únicos a través de los cuales las formas y la naturaleza penetran en los espacios que los contienen.

 

Tótem se encargó con la intención de ser exhibida en una de las estanterías Tría expuestas en el stand del Salone del Mobile 2019 en Milán. Se trata de una edición limitada, que se ha fabricado en madera de nogal americano.

 

Pero no es la primera vez que Azúa diseña una pieza de este estilo. A lo largo de su carrera, el diseñador ha dado vueltas a este mismo concepto creando varias versiones de morteros y tótems.

 

De hecho, sería interesante indagar un poco más en esta especie de obsesión que tiene el autor por este tipo de esculturas, y ver por qué se da este continuo retorno hacia el trabajo de esta clase de objetos.

Para la creación de Tótem, Azúa ha diseñado una colección conformada por tres modelos distintos que tienen tanto una función decorativa, como funcional: sirven como morteros para moler especies, pigmentos, vegetales o semillas, entre otras cosas.

 

No es la primera vez que Martín Azúa trabaja para Mobles 114. Durante los últimos años este diseñador afincado en Barcelona ha trabajado para el catálogo de la marca en varias ocasiones, diseñando el taburete Luco o la silla Rambla.

 

Defensor de la artesanía, Azúa se interesa por el trabajo con distintos materiales, respetando siempre sus características y texturas para dar énfasis a su origen.

 

Azúa conserva en sus obras lo sublime de lo natural, destacando sus propiedades, su evolución y sus rasgos. Y con sus diseños, el autor consigue introducir un pellizco de naturaleza al ambiento urbano en el que la mayoría de nosotros estamos sumidos.

 

Su trabajo se caracteriza por la incorporación de la experimentación en el proceso del diseño, participando muchas veces con artesanos o productores, y reivindicando la reflexión social y el respeto hacia la cultura artesanal en sus obras. Porque, según Azúa, ‘la artesanía es una actitud de búsqueda de la calidad’, y esto se refleja en todos los trabajos que realiza el autor.

Las obras del diseñador vasco abarcan varias categorías: ha diseñado desde mobiliario, iluminación, u objetos que cuentan con un lenguaje claramente identificable. Un lenguaje propio, que se proyecta tanto en sus diseños más funcionales, como en los diseños de objetos más abstractos, llenos de poesía, y no exentos de un refinado sentido del humor.

Desde el año 2007 su proyecto “Basic House” forma parte de la colección permanente en el MOMA de Nueva York. Además, también expone varias piezas en la colección del Museo del Diseño de Barcelona y en distintas colecciones públicas y privadas.

Martín Azúa ha sido reconocido por su trabajo con el Premio Ciudad de Barcelona 2000, el Premio Delta de Plata 2007, el Premio FAD de Arquitectura / Efímeros 2008, el Premio Design Plus 2009, el Premio Interiorismo Plus 2009, el Premio AD mejor diseñador del año 2010, el Premio Delta de Plata 2011 / y el Premio a la Mejor Trayectoria Nacional de la Revista Interiores 2015, entre los más destacados.

 

 

 

Salone del Mobile Milano 2019

El Salone del Mobile 2019 cerró sus puertas el pasado día 14 de abril de 2019 en la ciudad de Milán. Mobles 114 es a 31 vez que participa en el Salone que este año ha celebrado su 58 edición. El Salone es una oportunidad para presentar las novedades y tendencias del mueble a nivel internacional y es, sin duda alguna, el  más importante del mundo.

El stand de Mobles 114, diseñado por Stefano Colli, ha presentado las novedades que Mobles 114 ha sacado al mercado para este año 2019 en la ampliación de su catálogo de sillas, mesas, complementos y estanterías destinadas al hogar, la restauración, la oficina y los espacios públicos.

 

La colaboración de Stefano Colli nos ha permitido enseñar la nueva estructura de producto de la marca y transmitir la nueva identidad visual creada por Folch Studio. Un stand sobrio, pero contundente en su propuesta, donde las superficies planas y blancas han sido las protagonistas, contrastando con la calidez de la madera, que han permitido mostrar el producto con su máxima expresión.

Las novedades para 2019 del catálogo de Mobles 114 han sido una nueva mesa de la familia Gràcia . Una mesa de contrachapado de madera de roble o nogal con una amplia variedad de medidas redondas, cuadradas y rectangulares destinadas tanto al hogar y como al contract.

 

De la familia Gràcia también hemos presentado la silla tapizada en la versión de cojín y cojín-respaldo con una amplia variación de telas y colores de las marcas Kvadrat o Gabriel en sus distintas tipologías de tejidos.

Hemos ampliado el catálogo de Classic Collection con la mesa Jujol 1920 diseñada por el arquitecto Josep Maria Jujol. Es una reedición de la mesa expuesta en el MNAC (Museo Nacional de Arte de Cataluña). Proviene del domicilio donde vivió Jujol en la Rambla de Cataluña de Barcelona y, por la manera que está construida, podríamos decir que se trata de un prototipo, un ejemplar único que reeditamos y que forma parte del catálogo de Classic de Mobles 114.

El stand ha podido presentar la colección completa de asientos de Mobles 114 y sus diseñadores, pudiendo enseñar una unidad de estilo y atemporalidad que nuestra marca pretende siempre en sus colecciones.

 

La estantería TRIA ha vuelto a ser protagonista en el stand. Una estantería de 7,2 m de ancho por 4,5 m de alto ha mostrado su gran capacidad y prestaciones. También la última versión de TRIA auto portante ha sido presentada  en el primer plano del espacio expositivo.

Para la decoración de la estantería TRIA hemos contado con la colaboración del diseñador Martín Azúa que ha creado una exquisita escultura objeto de gran belleza.

Totem morter es una edición limitada, una colección compuesta por un total de tres modelos distintos de tótems que tienen a la vez una función decorativa y una función de uso: sirven como morteros para moler especies, pigmentos, vegetales o semillas, entre otras cosas.

Queremos daros las gracias a todos los que nos habéis visitado en el stand y esperamos veros el próximo año.

 

Fotografia: Meritxell Arjalaguer

Betevé, la televisión de Barcelona

La televisión local de Barcelona ha renovado su identidad. Folch Studio ha diseñdo el rebranding de la marca Betevé que incluye no solo la estrategia, la narrativa y las aplicaciones graficas, sino también el diseño del espacio y la grafica del edificio.

 

 

Stefano Colli ha colaborado con Folch en la sede de Betevé, proyectando los espacios comunes y los platós. Tambien ha hecho la propuesta de iluminación y mobiliario.

 

“Concibo el diseño de espacios como un soporte a la identidad corporativa; como parte de la comunicación de un sistema. Estoy interesado en comunicar valores, mensajes y emociones a través de los espacios. Los materiales, colores, texturas y la iluminación tienen que ser  elementos capaces de relacionarse con la estrategia de comunicación.”

Stefano Colli, Diseñador y Arquitecto.

 

Con un referente visual como James Turrell, Stefano ha hecho realidad que la imagen (televisión es imagen) és luz y color. Según el autor las escaleras de color rojo que suben al primer piso son un homenaje explicito a Turrell.

El plató está rodeado de plafones transparentes de emiten una luz de colores distintos. Una luz que genera una atmosfera de contraluces muy acorde con el alma de una televisión local de una ciudad pionera y vanguardista como Barcelona.

 

En este ambiente contemporáneo los taburetes Luco, diseñados por Martín Azúa, forman parte del mobiliario del plató principal.

Los taburetes Luco, con tres patas de madera natural, aporta un carácter tradicional. Absorben la luz que proyecta la mesa iluminada con naturalidad, sin estridencias.

En las salas de espera unos bancos diseñados por el mismo Stefano Colli comparten espacio con les taburetes Luco i las mesas Pey central en distintas alturas.

Folch Studio ha diseñado recientemente el rebranding de Mobles 114. También ha colaborado anteriormente en el diseño del catálogo de la silla TUBE de Eugeni Quitllet, con fotografías de Nacho Alegre, entre otras colaboraciones.

 

Stefano Colli ha diseñados los stands de Mobles 114 en los últimos años. Colli no es solo un arquitecto que proyecta, también participa de la estrategia de Mobles 114. Entiende que la marca también se proyecta a través de la arquitectura y los espacios que Mobles 114 habita.

 

Fotos José Hevia

Nueva identidad diseñada por Folch studio

La sociedad cambia cada vez con más rapidez. Mobles 114 se plantea definir una nueva identidad visual adecuada a la actualidad, preservando los valores i la coherencia que la marca ha mantenido a lo largo de 45 años de historia. Esta comienza con Josep Maria Massana, Josep Maria Tremoleda y Mariano Ferrer que fundan Mobles 114 en 1973.

La calle Enrique Granados, 114, en el barrio del Ensanche de Barcelona, fue la primera sede y el origen del nombre de la compañía. El Ensanche, por su ordenaa planificación en manzanas de forma octogonal, es una imagen que se identifica con la modernidad de Barcelona i también con el espíritu i ADN de Mobles 114.

Foto Manuel Serra

 

El primer logo fue diseñado por América Sánchez y estuvo en la fachada de la calle durante los primeros años. Un logo radicalmente moderno que evidenciaba una nueva generación de diseñadores, arquitectos y artistas que proponían romper con la ortodoxia del momento.

La fachada de Mobles 114 en la calle Enrique Granados,114 en 1973.

 

El logo fue rediseñado en varias ocasiones por América Sánchez. Estos rediseños fueron hechos con la voluntad de modernizar el logo i que se adaptara a los cambios que se iban produciendo durante la historia de Mobles 114. En su última versión el rediseño fue realizado con la participación de Helena Tremoleda.

Necesitábamos solucionar también  la dificultad que generaba una marca con un logo representado principalmente con el número ‘114’ que no coincidía con la forma que queríamos ser reconocidos: Mobles 114.

 

En esta ocasión el estudio Folch crea una nueva identidad a la vez que diseña un nuevo logo donde incorporan la palabra ‘mobles’ con todas las letras, seguida de la fuerza que el número ‘114’ ha tenido siempre.

 

 

La visión de Folch en entender los valores de clásico contemporáneo que Mobles 114 ha defendido siempre, se ven reflejados en una nueva identidad que transmite estos valores.